11 de abril de 2022

CASO NARUMI: FISCALÍA SOLICITÓ CADENA PERPETUA EN CONTRA DE NICOLÁS ZEPEDA

“Requiero que Nicolás Zepeda sea declarado culpable del asesinato de Narumi Kurosaki” y “condenado a la reclusión criminal perpetua”, declaró el abogado general de la causa, Etienne Manteaux. El fiscal de Besanzón, Francia, Etienne Manteaux, solicitó al jurado del juicio en contra de Nicolás Zepeda, cadena perpetua en contra del chileno Nicolás Zepeda, acusado de la desaparición y […]

“Requiero que Nicolás Zepeda sea declarado culpable del asesinato de Narumi Kurosaki” y “condenado a la reclusión criminal perpetua”, declaró el abogado general de la causa, Etienne Manteaux.

El fiscal de Besanzón, Francia, Etienne Manteaux, solicitó al jurado del juicio en contra de Nicolás Zepeda, cadena perpetua en contra del chileno Nicolás Zepeda, acusado de la desaparición y presunta muerte de su exnovia, la japonesa Narumi Kurosaki.

Requiero que Nicolás Zepeda sea declarado culpable del asesinato de Narumi Kurosaki” y “condenado a la reclusión criminal perpetua”, declaró el abogado general de la causa.

Pidió al jurado que la condena para “que se proteja a la sociedad de este individuo (…) Cumplirá al menos 18 años de prisión si es condenado”.

Sostuvo que Zepeda “decidió deliberadamente enredarse en la negación (de la realidad)”, pese a que “en este caso, todo, absolutamente todo, conduce a la implicación exclusiva de Nicolás Zepeda en la muerte de Narumi Kurosaki”.

Afirmó que el chileno “mató deliberadamente a su exnovia con premeditación” al no haber podido convencerla de retomar su relación sentimental.

Según Manteaux, la premeditación es incuestionable debido a tres pruebas: las compras de cinco litros de combustible, productos de limpieza y fósforos por parte de Nicolás Zepeda.

Sobre el paradero del cuerpo de Kurosaki, “la hipótesis más probable es la de la inmersión en el Doubs, aguas abajo de la presa de Crissey”.

El fiscal solicitó a la Corte Penal “que no le tiemble la mano cuando dicte su decisión”, así como “la mano de Nicolás Zepeda no tembló durante este juicio en ningún momento”.