18 de diciembre de 2022

Saesa conectó a la energía eléctrica la sede de la Comunidad Williche de Lelbun en Queilen

A través del programa “Conexión de Sedes Sociales” la distribuidora llevó la electricidad al lugar de encuentro.

Contenta y emocionada estaba la Comunidad Histórica Realengo Williche Costa de Payos, luego de dar por inaugurada la conexión eléctrica de su sede social Maestra Oliva Naguelquín situada en Lelbun, Queilen. “El apoyo de Saesa para nosotros es algo realmente significativo porque viene a colocar un sello de término a la construcción y habilitación de nuestra Casa Williche, que es fruto de más de tres años de trabajo autogestionado, sin proyectos ni fondos públicos. Al tener la luz ya le da un toque más hogareño, mucho más acogedor y habitable”, manifestó el presidente de la Comunidad Indígena, Gerak Velásquez.

“Conexión de Sedes Sociales” es un programa de Grupo Saesa que ha energizado alrededor de 200 espacios de recreación, beneficiando a más de 12.000 familias desde la región de Ñuble hasta la de Aysén. Además de hacer la conexión de dichos lugares, el programa también incluye la electrificación de clubes deportivos, parroquias, sedes de Bomberos o espacios donde se reúna la comunidad.

Pablo Millán, gerente de Saesa en Chiloé, señaló que “durante el año 2022 conectamos cinco sedes a lo largo de la provincia de Chiloé bajo este programa de Sustentabilidad. Queremos seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas, entregando energía confiable y segura. Hacemos un llamado a aquellas organizaciones que aún cuenten con su espacio comunitario sin electricidad, a que se acerquen a nuestras oficinas comerciales o puedan acceder a nuestra página web para descargar el formulario de postulación, y así, el año 2023 también sean parte de este tremendo programa que trabaja en conjunto con la comunidad”.

La iniciativa contempla de forma gratuita la instalación eléctrica interior de la sede a través de la conexión a la red de baja tensión, junto con los equipos y ampolletas correspondientes, tramitación ante la SEC (Superintendencia de Electricidad y Combustible) y la entrega de los documentos exigidos por ley.

“Estamos tremendamente orgullosos de haber logrado esto, y totalmente agradecidos de los ejecutivos de Saesa que empezaron a gestionar y verificar en terreno todo lo que había que hacer. Para nosotros fue un proceso muy emocionante”, complementó el dirigente Gerak Velásquez.