24 de agosto de 2022

Detención de Héctor Llaitul: Cómo se produjo el quiebre de Boric con el líder de la CAM tras años de gestos

Integrantes de la PDI dieron cumplimiento este miércoles a una orden de arresto ordenada por el Ministerio Público contra Héctor Llaitul, en Cañete, en la Región del Biobío. La detención ocurrió pasadas las 13:30 a partir de una investigación desarrollada por Ley de Seguridad del Estado, que se inició en 2020 e incluyó delitos de hurto de madera, usurpación y atentado contra la autoridad, y por una ampliación de querella presentada por el Gobierno.

Qué observar. El Presidente Boric marcó a fines de julio un quiebre con los gestos de acercamiento hacia la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) que había realizado como diputado y con la política de evitar perseguirlo penalmente que había fijado en mayo, luego de que el líder de la CAM, Héctor Llaitul, llamara a tomar las armas.

Boric dijo entonces que había tomado la decisión de perseguir por Ley de Seguridad del Estado al vocero de la CAM, a raíz de su atribución en atentados en un video difundido en julio, luego de que la ministra del Interior, Izkia Siches, anunciara en un solitario punto de prensa en el patio de Los Naranjos que se ampliarían las acciones penales por este delito presentadas durante el gobierno de Sebastián Piñera.

“Ante los antecedentes que se nos pusieron sobre la mesa, ante la gravedad de la declaración de autoatribuirse delitos ya concretados, tomé la decisión de que era importante ampliar la querella”, dijo Boric al matinal de Mega.

La decisión la tomó luego de que los ministros Izkia Siches, Camila Vallejo y Giorgio Jackson reiteraran la política del gobierno de que no perseguirían ideas ni dichos, lo que había planteado el propio Boric.

También, tras la críticas a la inacción del gobierno por parte de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) y los dichos del fiscal nacional Jorge Abbott y la vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, advirtiendo que se requería de una querella por Ley de Seguridad del Estado por parte del gobierno para actuar.

“Asumo la responsabilidad de aquello. Y creo que es bueno que un gobierno sea capaz de revisar sus propias decisiones, porque gobiernos obstinados en donde actúan solo así y tratan de estar de acuerdo consigo mismo, la verdad es que no traen las mejores soluciones para la gente”, dijo entonces Boric.

La atribución de delitos mencionada por el Presidente corresponde a una entrevista dada por Llaitul al portal en inglés Chile Today y al sitio Werkén Noticias, que suele difundir contenidos vinculados a los grupos radicalizados de la zona. El video, difundido el 21 de julio por la noche, habría sido grabado el sábado 16, dijeron conocedores de su realización.

En el registro Llaitul responsabiliza a “la policía y otras fuerzas político-miliares” por la muerte de uno de sus miembros de julio de 2021, durante un atentado en La Araucanía. “Ellos vienen a ser los responsables de la muerte de nuestro peñi (hermano) y la forma nuestra de reivindicarlo es obviamente a través del sabotaje (…), como ha quedado de manifiesto en estas últimas dos semanas”, dijo. Los ataques específicos habían sido adjudicados previamente por la CAM mediante declaraciones públicas.

Entre las acciones contra Llaitul presentadas en el gobierno pasado está una denuncia interpuesta por la intendencia ante la fiscalía por los dichos de Llaitul en la audiencia en que se declaró culpable de incendio reiterado y otros delitos al miembro de la CAM, Daniel Canío. “No habrá un solo día de descanso respecto de lo que son las acciones de nuestros weichafes (combatientes)”, dijo Llaitul el 8 de enero de 2020, consigna el escrito.

Los factores de la decisión. Al menos 3 son los factores que, de acuerdo con fuentes de gobierno, se evaluaron para tomar la determinación.

  1. La votación de la prórroga del estado de excepción en la Macrozona Sur. Y dadas las últimas declaraciones de Llaitul, los ataques y la extensión del conflicto hacia Los Ríos, se auguraba una dura sesión en el Congreso. El riesgo era que en el debate se condicionara la prórroga a la ampliación o presentación de querellas y que terminara naufragando la iniciativa, tal como pasó la semana pasada con el veto a infraestructura crítica.
  2. Públicamente el gobierno no tenía margen de acción. No podía sostener que los ataques a los que aludió Llaitul usando la expresión “la forma nuestra de revindicarlo” eran sólo ideas. A casi un mes del plebiscito constitucional del 4 de septiembre, la violencia y la delincuencia son el tema prioritario en la agenda pública y, con esta vía al menos se podía contener uno de estos factores.
  3. La defensa de Llaitul por parte del gobierno en el caso Huracán (en que 8 mapuches fueron imputados como supuestos partícipes de una asociación ilícita terrorista para perpetrar atentados en el sur, con pruebas falsas presentadas por carabineros) obligaba a tomar una acción. Política y comunicacionalmente se hacía insostenible aparecer solo como defensores de quien ha amenazado al Estado.

Los gestos a Llaitul a través de los años. En agosto de 2016 el entonces diputado por Magallanes llegó a La Araucanía a participar en una sesión de la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos originarios que se realizaría en la región, la que finalmente se suspendió.

Tuvo una intensa agenda en la región, que incluyó una visita y reunión con líderes de la Comunidad Autónoma de Temucuicui. “Hoy estuvimos en el territorio liberado de Temucuicui con el lonko Víctor Queipul dialogando con su comunidad”, publicó en su cuenta de Twitter el 7 de agosto de 2016. La comunidad ya estaba entonces en la mira de la policía, por los atentados incendiarios a los fundos colindantes de la familia Urban. Al año siguiente adquirirían notoriedad a nivel nacional al rechazar la presencia de los encuestadores del Censo 2017.

También visitó a la machi Francisca Linconao en el centro de cumplimiento penitenciario de Temuco. Linconao estaba entonces imputada como presunta autora del delito terrorista de incendio con resultado del matrimonio Luchsinger Mackay, quienes murieron quemados en su casa en un predio de Vilcún, el 4 de enero de 2013. La machi sería luego absuelta de los cargos. “Hoy visitamos a la machi en la cárcel de Temuco”, publicó en Twitter el 8 de agosto de 2016. “Ella está mal y su proceso también. Muchas irregularidades”

Boric dio además una entrevista al diario El Austral de La Araucanía, donde se refirió a la CAM y a su líder. “La Coordinadora Arauco Malleco entiendo que es una organización que no reivindica atentados a personas, o sea, se enmarca dentro de un conflicto que es mucho más grande y que entiendo tiene que ver con la usurpación de tierras por parte del Estado y en particular de las forestales”, dijo el 19 de agosto de 2016. “En vez de actuar con soberbia y arrogancia yo trataría de escuchar lo que tienen que plantear todos los actores, incluida la CAM”.

El año siguiente Boric recurriría a la misma red social para criticar la Operación Huracán, donde Llaitul fue imputado. “Que torpeza la violencia del @GobiernodeChile con el pueblo Mapuche. Detenciones ilegales y amedrentamiento solo agrandan la crisis”, escribió el 23 de septiembre de 2017.

Los mensajes a Llaitul tras la muerte de un miembro de la CAM. El 9 de julio de 2021 murió durante un ataque incendiario al fundo forestal Santa Ana de Carahue el exestudiante de antropología de la U. de Concepción Pablo Marchant Gutiérrez, quien dejó la facultad y se sumó a un brazo operativo de la CAM. Marchant recibió un tiro policial mientras atacaba el predio que contaba con protección de Carabineros, a una distancia de entre 2 y 3 metros, concluyó un informe del Servicio Médico Legal. Llaitul se ha apoyado en un informe de un perito privado para sostener que fue una ejecución. Tenía 28 años.

Inicialmente circuló la versión incorrecta de que quien había muerto era Ernesto Llaitul, hijo del líder de la CAM, frente a lo cual Boric reaccionó criticando la “militarización” de la zona y tildando de “asesinato” la muerte. “Han asesinado a Ernesto Llaitul. Esta situación es gravísima y la indignación nos desborda, pero no paraliza. Nos ponemos a disposición de la familia y comunidades, a quienes manifestamos nuestra solidaridad. ¡No más militarización! No permitiremos impunidad”, publicó en Twitter el 9 de julio de 2021.

Al día siguiente corrigió la identidad del muerto por la misma red social, utilizando en su mensaje el término “Wallmapu” para referirse al sur del país: “Héctor Llaitul confirma que no era su hijo Ernesto quien murió sino Pablo Marchant. Confusión se habría dado por desfiguración del rostro y aviso errático de Carabineros. En cualquier caso, es grave. Las forestales hoy son parte del problema en el Wallmapu”.

El distanciamiento del diálogo con la CAM del presidente electo. El 30 de diciembre, la exjefa de campaña del presidente electo, Izkia Siches, reaccionó a una declaración difundida esa semana por la CAM, donde hacían “un llamado a nuestro pueblo Mapuche rebelde a seguir resistiendo y a reivindicar la violencia política como un instrumento legítimo de nuestra lucha, sea quien sea que esté gobernando”.“Nuestro ánimo tiene que ser de diálogo, y creo que ahí tenemos que hacer un trabajo público, con todos los actores, incluyendo la CAM, sin duda”, dijo Siches.

Boric tomó al día siguiente distancia de esa posición, cerrando la posibilidad de un diálogo sin condiciones, pero evitando condenar las acciones de la CAM. “Nosotros vamos a dialogar con todos los que estén disponibles para llevar el camino de la paz, esa es nuestra posición”, dijo.

La política de los últimos meses. El 19 de mayo, luego de que Llaitul hiciera un llamado a “organizar la resistencia armada por la autonomía del territorio y autonomía para la nación mapuche” —en dichos recogidos por Werkén Noticias— Boric fijó la posición del gobierno en el tema. “Nuestro gobierno no persigue ideas ni declaraciones”, dijo, descartando la querella anunciada en días previos.

Este 22 de julio había manifestado que “si alguien reconoce vínculos con ilícitos por supuesto que eso tiene que ser investigado y, de concluirse la investigación, sancionado como corresponde (…). Desde el Estado de Chile, más allá de este gobierno, tenemos un problema muy grave, y para solucionarlo no lo vamos a lograr si es que caemos en las provocaciones de quienes no quieren diálogo”.


TEMAS